Navigation bar
  Tabla de Contenido Descarga el libro entero en forma de documento PDF Tabla de Contenido Página Pasada
 26 de 101 
Página Siguiente Página Última   Siete Retos de la Comunicación Mejor

|::::::::::::::::::::::
                              .
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: Reto Tres :::::::
-- 26 --
Reto Tres:
Expresándote Más Claramente y Completamente
RESUMEN -- Reduce la velocidad y dale a quien te escucha más información sobre
lo que estás experimentando usando una amplia gama de “oraciones con Yo.”  Es más
probable que consigas más de la empatía de quien te escucha si expresas más de lo
que estás viendo y escuchando, sintiendo, interpretando, queriendo y visualizando. 
En las páginas siguientes vamos a explorar cada uno de estos aspectos de la
experiencia y cómo expresarlos más claramente.
En cualquier momento que una persona escucha sinceramente a otra, un
proceso bien creativo está ocurriendo en el que quien escucha reconstruye
mentalmente la experiencia del que habla.  Mientras más facetas o dimensiones de tu
experiencia compartes con “oraciones con yo” fáciles de comprender, más fácil será
para quien te escucha reconstruir tu experiencia de manera precisa y comprender lo
que estás pensando, sintiendo y queriendo.  Esto es igualmente importante si estás
tratando de resolver un problema o de expresar aprecio por el otro.  Expresarte tan
cuidadosamente puede parecer que toma más tiempo que tu estilo rápido usual de
comunicación.  Pero si incluyes todo el tiempo que toma aclarar los malos entendidos
diarios y trabajar con los sentimientos que usualmente acompañan no ser entendidos,
expresarte más completamente puede que realmente tome menos tiempo.
Completando la Información que Falta -- Si observas cuidadosamente a la
gente durante conversaciones, vas a comenzar a notar que la comunicación humana
trabaja dejando muchas cosas sin decir y dependiendo de quien escucha para llenar la
información que falta, pero que está explícita.  Por ejemplo,
un recepcionista puede decirle a un consejero, “El de las 2:00
está aquí,” una oración que no tiene ningún sentido de por sí. 
El recepcionista quiere decir “El cliente que hizo cita para las
2:00 pm está esperando en la sala de espera” y el consejero
lo sabe.  Es increíble cuánto del tiempo este proceso de
abreviar y dar a entender funciona bien.  Pero, en situaciones
de cambio, ambigüedad, conflicto o necesidad emocional
grande, nuestra forma “abreviada” de hablar puede que no
funcione por al menos tres razones.  Primero, quien escucha
puede llenar un grupo completo de detalles diferentes de los
que teníamos como objeto.  Segundo, el que escuchapuede
no entender la importancia de lo que estamos diciendo (solo obtiene algunos detalles,
por lo que pierde el cuadro completo.)  Finalmente, sin intentar despistar a nadie,
puede que dejemos partes importantes de nuestra experiencia que encontramos
embarazosas o que imaginamos que provocarán una reacción hostil.  Mientras más
Reto tres:
Expresándote más
claramente y
completamente
Página Pasada Top Página Siguiente